FICCI FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE CARTAGENA

ASI SERA EL FICCI 59




Niña Errante además de participar en la sección Ficciones de Aquí, será la película inaugural del FICCI 59
El sexto largometraje de Rubén Mendoza, es el encargado de darle la bienvenida a la edición 59 del Festival Internacional de Cine de Cartagena –FICCI-, el próximo 6 de marzo, en el Centro de Convenciones. Una historia que nos sumerge dentro del universo femenino, en un viaje incierto y al mismo tiempo sensorial, conmovedor, íntimo, penetrante y delicado, donde Ángela, la niña errante, descubrirá la sensualidad, el dolor, el cuerpo y una parte de lo que significa ser mujer en este mundo. La película tendrá 3 funciones más como parte de la programación de la sección Ficciones de Aquí: jueves 7 (TAM - 18:00 horas), sábado 9 (Bocagrande - 15:15) y lunes 11 (Caribe Plaza - 19:00) de marzo. (Basado en el comunicado oficial del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias - FICCI 59)
fragmento
Rubén Mendoza es uno de los directores colombianos más recurrentes del FICCI. Desde su ópera prima, La sociedad del semáforo, ganadora del premio a Mejor Película de la competencia colombiana en el año 2011, el festival se ha convertido en un escenario para proyectar su carrera. En 2014, recibió el premio a Mejor Película de la Competencia Ficción y Mejor Director de la Competencia Cine Colombiano con Tierra en la lengua (año en el que también participó con Memorias del Calavero), galardón que repetiría en la Competencia Oficial Cine Colombiano 2017 por el documental Señorita María, la falda de la montaña.

Ahora, dos años después, el cineasta colombiano vuelve con la historia de cuatro hermanas que lloran la muerte de un hombre al que apenas conocían: su padre, un personaje tan fascinante como desastroso, cuyo funeral consigue reunirlas. La menor de ellas es la única que guarda un buen recuerdo de él y para no quedar en manos del gobierno, emprende un viaje de costa a costa con sus hermanas medias, el cual se convierte en una aventura hacia los misterios del vínculo entre ellas. Niña Errante llega a inaugurar el FICCI, luego de recibir el Lobo Dorado a Mejor Película y el Premio a Mejor Música, durante su premier mundial en el Festival Internacional de Cine Black Nights de Tallin (Estonia), así como uno de los premios colaterales del 40 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinomericano de La Habana.

"Después de una relación muy fuerte con el Festival, de verlo volver a tomar vuelo con las dos pasadas direcciones; de haber ganado, de manos de Geraldine Chaplin, con La sociedad del semáforo cuando la película era el patito feo; de haber ganado con Tierra en la lengua, con el gran Pawel Pawlikowski como jurado; y recibir en dos ocasiones el premio a mejor dirección en el apartado colombiano; ahora en esta etapa no competitiva del Festival, es una alegría inmensa y un honor para nuestro equipo, nuestros hermanos del cine, continuar esta cercanía abriendo el Festival", asegura Rubén Mendoza, director y guionista de Niña Errante"Larga vida al FICCI, siempre con el nombre del cine por delante", agrega.

Una vez más el FICCI ratifica su compromiso con el cine colombiano, presentando producciones que cuestionan en sus temas y formas de representación, llevando a sus asistentes películas valientes y sinceras que enriquecen y enaltecen el talento cinematográfico del país. Una muestra de nuestras historias que nos invitan a cuestionarnos como seres humanos y al igual que la niña errante, a emprender un viaje onírico para redescubrirnos.







fragmento
Los que apostaron por los errantes
Niña errante fue la primera película latinoamericana en ganar el Lobo de Oro en Tallin (Estonia), el último festival clase A del año en Europa, donde el jurado la reconoció como un proyecto que "explora poderosamente temas de dolor y abandono a través de un enfoque cinemático sensorial muy conmovedor, íntimo, penetrante y delicado. La película logra desvelar los mundos internos de cuatro hermanas y sus relaciones, mientras que al mismo tiempo explora los problemas sociales de la sociedad contemporánea de América del Sur en general con una honestidad refrescante, catarsis y originalidad”.

Luego de su paso por Estonia donde se destacó la participación y actuación de la pequeña niña errante, Variety la catalogó como “una historia de madurez observada con ternura, con detalles cuidadosos sobre la feminidad y la adolescencia”. 

Este es el sexto largometraje (cuarta película de ficción) escrito y dirigido por Rubén Mendoza y producida por Daniel García Díaz. Es una producción de Día Fragma Fábrica de Películas, en coproducción con la empresa francesa Cine-Sud Promotion (La sociedad del semáforoLa tierra y la sombra, La sirga) en cabeza de Thierry Lenouvel, quien posee los derechos internacionales y contó con la participación de Dago García Producciones y Caracol Cine. A Colombia, llegará a la cartelera colombiana a partir del 04 de abril gracias a Cineplex, distribuidora que también maneja los derechos para América Latina.

La película es beneficiaria del Estímulo Integral en las convocatorias del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico –FDC- 2015, participó dentro de la sección Cine en Construcción en San Sebastián 2017 y compitió en el festival de cine más grande del norte de Europa junto a otras 19 producciones de Dinamarca, Albania, Hungría, Finlandia, Canadá, África, Costa Rica, Estados Unidos, Alemania, Francia y Egipto, que también hicieron parte de la Sección Oficial del 22 Festival Internacional de Cine de Tallinn (Tallinn Black Nights Film Festival) recibiendo los premios a Mejor Película y Mejor Música. Previo a su estreno comercial en Colombia, hará parte del Festival de Cine de Miami y del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias - FICCI 59.

Con la excepción de Carolina Ramírez, reconocida actriz de teatro, televisión y cine (La reina del flowLa Pola) y la pequeña niña errante, Sofía Paz, que ha trabajado en el teatro desde los 12 años, las otras chicas que protagonizan Niña Errante son actrices no profesionales. “Encontrarlas involucraba audiciones de hasta 4,000 niñas. Una vez seleccionados, ensayaron durante dos meses”, asegura Mendoza. Dentro del equipo técnico para su realización participaron Sofía Oggioni en la dirección de fotografía, cámara de Sofía Oggioni y Rubén Mendoza; Óscar Navarro dirección de arte; Las Añez estuvieron a cargo de la misteriosa música original, y la banda sonora incluye canciones de Edson Velandia, Joe Arroyo, Alfredo Linares, Fruko y sus Tesos. El casting y preparación de actores estuvo a cargo de Carlos “Fagua” Medina, Fagua Casting, César Rodríguez y Vaya Films a cargo de la producción de campo; Andrés Montaña en el sonido directo; la edición de sonido la realizó Isabel Torres quien comparte el crédito de diseño sonoro con el director, y Jean-Guy Veran al frente de la mezcla sonora en París. La gran montajista chilena Andrea Chignoli (No, Jesús) y Rubén Mendoza se encargaron del montaje. Alrededor del 75% de su equipo está compuesto por mujeres.
fragmento
Sobre el director Rubén Mendoza
Ha ejercido como director, escritor, cámara y montador no solo en sus largometrajes sino en cortos como La cerca (2004), El reino animal (2010), La casa por la ventana (2010) o Montañita (2014), entre otros 10. Fue editor de las dos penúltimas películas de Luis Ospina, quien a su vez colaboró en el montaje de La sociedad del semáforo (2010), primer largometraje que Rubén Mendoza escribió y dirigió. En 2014 estrenó dos nuevos largometrajes de ficción, Tierra en la lengua y Memorias del calavero. En 2015 estrenó el documental El valle sin sombras. Sus trabajos cortos y largos han sido Selección Oficial y obtenido premios y fondos en más de 40 festivales del mundo, incluidos Cannes, Cartagena, Berlín, Locarno, San Sebastián, Clermont-Ferrand, Toulouse, Huelva, Huesca, Beijing, La Habana, Mar del Plata. Apenas iniciado 2017 finalizó un proceso de 6 años con el documental Señorita María, la falda de la montaña, selección y premio a la dirección en la Semaine de la Critique de Locarno, y una de las contadas películas seleccionadas por el MoMA en Nueva York para su Directors Fortnight 2018.
fragmento



Headerfacebooktwittergooglemasflickrvimeo

Ethan Coen, tributo del FICCI 59

Junto a su hermano Joel, se han convertido en íconos del cine mundial por sus múltiples colaboraciones que los han hecho merecedores de cinco premios en el Festival de Cannes, cuatro en los Óscar, dos BAFTA y un Globo de Oro. Sus películas se caracterizan por combinar géneros, contener personajes excéntricos, tramas complejas, humor negro y estar influenciadas por fuentes literarias y géneros del cine clásico -especialmente el cine negro-. Ethan, el menor de ellos, será homenajeado con un tributo y la presentación de dos de sus películas más destacadas.

(AP Photo / Stefano Paltera)
Ethan Coen se formó en Filosofía en Princeton para después comenzar a trabajar junto a su hermano en la escritura de varios guiones. En el alba de la década del 80, mientras Joel era asistente de producción y de montaje en cintas de terror como The Evil Dead (1981) de Sam Raimi, Ethan comenzaba a escribir para la serie policial Cagney & Lacey. Juntos, escribieron junto a Raimi su segundo largometraje, Crimewave (1985) que fue dirigido por éste último.

Desde Blood Simple (1984) hasta La balada de Buster Scruggs (2018) –su más reciente producción-, en esta figura de two-headed director -director bicéfalo-, han logrado una exitosa y prolífica carrera marcada por su particular estilo narrativo, en películas donde la ironía, la oscuridad cromática y cierta violencia se combinan de un modo único.

Nombrar sus películas más destacadas no haría justicia con los demás títulos de su maravillosa filmografía. Sin embargo, con No Country for Old Men (2007) recibieron el Oscar a Mejor Película, Mejor Guion Adaptado y Mejor Dirección, además del Globo de Oro a Mejor Guion y el Premio a Mejor Director en los BAFTA. Con Fargo (1996), su mayor éxito en taquillas hasta ese momento, recibieron el premio a la Mejor Dirección en el Festival de Cannes y los BAFTA, así como el Oscar a Mejor Guion Original. Con The Man Who Wasn't There (2001) y Barton Fink (1991), los hermanos recibieron el Premio a Mejor Dirección en el Festival de Cannes, además de la Palma de Oro con esta última. Y en 2013, Inside Llewyn David recibió el Gran Premio del Jurado en Cannes.

Ethan Coen, adicionalmente se ha desempeñado como escritor de teatro, cuentos cortos y poesía, donde encontramos dentro de sus trabajos más notables el libro Gates of Eden (1998), una colección de cuentos influenciados por temáticas noir y su propia juventud.

El FICCI 59 hará honor a su destacado trabajo en un tributo que incluye la presentación de dos de sus producciones: Fargo No Country for Old Man.

FARGO (1996)
Director: Joel y Ethan Coen

Desde incluso antes de la escena inicial en la que bromean sobre el hecho de que la historia que veremos es una fiel narración de hechos reales, la película que consagró a los hermanos Coen es una ridiculización declarada de la estupidez humana. En el helado invierno de Minnesota un vendedor de autos con problemas económicos planea el secuestro de su esposa para que su suegro multimillonario pague un millón de dólares con el que planea quedarse casi en su totalidad. Para ello contrata a dos individuos cuya ineptitud comenzará un baño imparable e innecesario de sangre. La violencia y la imbecilidad son dos de los ingredientes imprescindibles del cine de los hermanos Coen y de su sagaz sentido del humor. El dinero es en este caso el único motor de unos individuos en los que la inteligencia brilla por su ausencia –excepción hecha de la policía, por otro lado la única mujer protagónica-. Con un guion impecable y divertido, una película como siempre, sangrienta, como casi siempre, absurda, inteligente y completamente imprescindible en la filmografía de estos dos genios del cine mundial.



Headerfacebooktwittergooglemasflickrvimeo

Tributo al actor Michael Shannon en el FICCI 59

Con dos nominaciones a los Premios Oscar y tras 26 años de carrera artística, Shannon se ha convertido en uno de los actores de teatro, cine y televisión más destacados de los Estados Unidos. En los 91 títulos que ya tiene sobre sus espaldas lo hemos visto al lado de Kate Winslet, Leonardo DiCaprio, Bill Murray, Will Smith, Tom Cruise o Kevin Spacey y bajo la dirección de algunos de los grandes como Oliver Stone, Michael Bay, Sam Mendes o Guillermo del Toro, sólo por mencionar a algunos.

El Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias –FICCI- le rinde tributo en su próxima edición presentando dos de sus películas más destacadas.
Michael Shannon nació el 07 de agosto de 1974 en Lexington, Kentucky, Estados Unidos. Persiguiendo su sueño de triunfar como actor de teatro se mudó a Chicago. Su primer papel fue en la obra Winterset en el Centro de Teatro de Illinois, pero a partir de ahí su ascenso fue imparable hasta convertirse en uno de los intérpretes teatrales con mayor reconocimiento en Estados Unidos. Pasó por compañías como Steppenwolf, The Next Lab y Red Orchid Theatre y en Londres, donde se instaló por un año, conquistó los escenarios del West End con producciones como Woyzeck, Killer Joe y Bug.

De regreso a los Estados Unidos, en 1993 debutó en el cine en un breve secundario en Atrapado en el tiempo de Harold Ramis y como protagonista del videoclip Every Mother's Nightmare de la banda House of Pain. Desde entonces, su carrera como actor de cine ha sido imparable.

En 2008 y pese a la brevedad de su papel como John Givings en Revolutionary Road de Sam Mendes, la contundencia de su actuación le valió su primera nominación al Oscar como Mejor Actor de Reparto.

Después siguieron títulos como Teniente corrupto (2009), My Son, My Son, What Have Ye Done(2009), su premiado papel protagónico en Take Shelter (2011) de Jeff Nichols con quien volvería a trabajar en Midnight Special (2016) y su papel del General Zod en las películas de DC Comics El hombre de acero (2013) y Batman vs Superman: Dawn of Justice (2016), o el del rey del rock ’n roll enElvis y Nixon (2016). Precisamente en el 2016 le llegaría su segunda nominación al Oscar como Mejor Actor de Reparto con Animales nocturnos (2016) de Tom Ford.

Take Shelter (2011) de Jeff Nichols - con la que ganó 8 premios de las 25 nominaciones que recibió como Mejor Actor - y 99 Homes (2015) de Rami Bahrani -película ganadora en el Festival de Venecia y con la que también ganó 6 premios entre más de una veintena de nominaciones- son las películas que el FICCI ha elegido para rendirle homenaje a este actor tan único como imprescindible. Una pequeña muestra en dos actuaciones inolvidables que dan fe de su fuerza, de su carácter único y de su incuestionable capacidad interpretativa.

TAKE SHELTER (2011)
Director: Jeff Nichols

La premiada película de Jeff Nichols brinda a Michael Shannon el marco perfecto para regalarnos otra de sus actuaciones magistrales, en esta ocasión en el papel de un hombre que desciende a los infiernos arrastrado por algo que no sabe si son premoniciones, pesadillas o los primeros síntomas de la esquizofrenia. Curtis es un obrero con una vida modesta y feliz. Su precario salario se le va en los tratamientos que su hija sorda requiere y por la que Curtis está dispuesto a hacer cualquier cosa. Pero todo esto cambia cuando la posibilidad de un tornado apocalíptico lo empuja a dilapidar todos sus ahorros en la construcción de un refugio. ¿Es real la amenaza y él es una especie de profeta o todo está en su cabeza? El terreno ambiguo y movedizo por el que se mueve la película le da su especial carácter a medio camino entre el drama, el terror y el thriller psicológico. El propio Nichols ha comentado en más de una ocasión que se inspiró en el desasosiego que sobre el hombre generan los tiempos de crisis económica, para construir el mundo angustioso y desesperado de esta película sorprendente.

99 HOMES (2014)
Director: Ramin Bahrani

Al agente inmobiliario Rick Carver (Michael Shannon) solo le importan los negocios. La frialdad y la crueldad son partes casi inherentes en un trabajo que requiere, como pocos, ser desalmado: los desahucios. Cuando Dennis Nash es desalojado junto a su madre y su hijo de la casa que ha sido de la familia por toda una vida, lejos está de sospechar la oferta laboral que le espera. Sin recursos económicos con los que sostener a su familia, Nash se ve lentamente empujado a dejar de juzgar y aceptar la entrada a un mundo que pareciera cimentarse sobre el individualismo y el sálvese quien pueda, en una nación hecha por y para los vencedores y en la que lo que menos importa es el precio que por ello deban pagar los "vencidos". Con una acción que nos mantiene en vilo permanente, 99 Homes es un drama sobre uno de los aspectos más despiadados de nuestro capitalismo salvaje: el poder de los bancos y los préstamos hipotecarios y su choque brutal con el derecho a tener un hogar.

NO COUNTRY FOR OLD MEN (2007)
Director: Joel y Ethan Coen

Por el reguero de sangre y cadáveres está claro que una entrega de droga ha salido mal en medio del desierto texano. Cuando Llewelyn Moss se topa accidentalmente con la macabra escena, decide tomar el dinero y emprender la huida. No será fácil, y lo sabe, pero el botín bien merece el riesgo. Empeñados en recuperar lo perdido, los traficantes contratan a un hombre sin escrúpulos, Anton Chigurh -el inconmensurable Javier Bardem, en uno de esos personajes que quedarán para siempre en la historia del cine-. Este ya clásico de los hermanos Coen premiado con cuatro Óscar, nos pinta un universo en donde los códigos morales no existen o son perversos. La violencia es quizás la única ley que rige en este mundo perfectamente trazado desde el guion y mejor dirigido y ejecutado. Una muy peculiar manera de narrar en la que los personajes –incluyendo al policía que es el tercer vértice del triángulo- jamás se encuentran cara a cara. El centro es el dinero y la violencia que engendra. Sencillamente una película brillante.



No hay comentarios:

Publicar un comentario