martes, 9 de septiembre de 2014

FESTIVAL DE CINE FRANCÉS



La edición número XIII del Festival de Cine Francés en Colombia se llevará a cabo en 20 ciudades, iniciando del 25 de septiembre al 8 de octubre en Bogotá, del 2 al 15 de octubre en Medellín, del 9 al 15 de octubre en Cali y Bucaramanga, del 8 al 15 de octubre en Barranquilla, del 16 al 22 de octubre en Cartagena, y del 24 al 30 de octubre en Armenia, Cúcuta, Manizales, Neiva, Pereira, Popayán, Pasto, Santa Marta, Tunja, Valledupar, Chía, Fusagasugá y Madrid (Cundinamarca).

Dentro de los Inéditos podremos ver títulos de todos los matices: festivaleros como La Bataille de Solférino (La Batalla de Solferino) de Justine Triet (2013), Camille redouble (Camila regresa) de Noémie Lvovsky (2011), La danza de la realidad de Alejandro Jodorowsky (2013), Un Château en Italie (Un castillo en Italia) de Valeria Bruni-Tedeschi (2013), Grand Central de Rebecca Zlotowski (2013) y Laurence Anyways de Xavier Dolan (2012), que hicieron parte de la Selección Oficial del Festival de Cannes.

Películas de época como Les Lignes de Wellington (Las líneas de Wellington) de la chilena radicada en Francia, Valeria Sarmiento (2012) y Michael Kohlhaas de Arnaud des Pallières (2013), que se desarrollan en los siglos XIX y XVI. O reflexiones en torno al cine, entre dos amigos, donde uno de ellos es el director de la película en Pater de Alain Cavalier (2011).






Dramas femeninos como Mes Séances de lutte (Mis sesiones de lucha) de Jacques Doillon (2013), donde una joven viaja para asistir al funeral de su padre y desentrañar el lazo emocional que ella siente hacia él, así como la ambigua relación que parecía existir con un vecino muy atractivo. Suzanne de Katell Quillévéré (2013), donde dos hermanas crecen felices a pesar de la ausencia de su madre, hasta el día en que Suzanne queda embarazada, nace el niño, pasan los años y ella huye con un chico malo, abandonando a todos y dejando todo atrás. La Vie domestique (La vida doméstica) de Isabelle Czajka (2013) donde una mujer se opone a llevar una vida familiar normal mientras espera de una respuesta para una posición importante en una editorial.




Óperas primas como Les Lendemains (El porvenir) de Bénédicte Pagnot (2011), que recoge el drama de dos adolescentes que terminan el colegio, quedando una atada a una adultez prematura, y la otra implicada en el activismo político hasta sus más peligrosas consecuencias. Rengaine (Cancioncilla) de Rachid Djaidani (2012), donde un chico negro y cristiano quiere casarse con una chica árabe, un tabú muy arraigado en ambas comunidades. Vandal de Hélier Cisterne (2013), en la que una madre decide llevar a su hijo rebelde de 15 años con su tío a Strasbourg donde retoma su formación como obrero.

Taquilleras como Les Beaux Jours (Mis días felices) de Marion Vernoux (2013), donde una mujer a los 60 años solo tiene tiempo libre y no sabe qué hacer con él. La primera comedia de un consagrado director como Quai d'Orsay de Bertrand Tavernier (2013), sátira política protagonizada por Alexandre Taillard de Vorms, Ministro de Asuntos Exteriores de Francia, siempre dispuesto a tratar con los poderosos y consolidar su candidatura para el Premio Nobel de la Paz.

O romances a partir de encuentros fortuitos como Gare du Nord (Estación del Norte) de Claire Simon (2012), donde comienza un idilio entre un joven estudiante y una mujer que podría ser su madre, y van y vienen un grupo de gitanos, proxenetas, un loco que destroza un local de lencería, una empleada flexibilizada, un padre que busca a su hija perdida… O, Le Temps de l'aventure (Tiempo para la aventura) de Jérôme Bonnell (2013), donde también en un tren, dos desconocidos, cruzan miradas, les late corazón y se preguntan si perder ese encuentro para siempre o permitirse el tiempo de una aventura.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario