lunes, 14 de abril de 2014

WALESA




La nueva Europa tiene su origen en Gdansk! Wałęsa. Man of Hope es la historia de un héroe de nuestros días: Lech Wałęsa (Robert Więckiewicz). La película empieza cuando la periodista italiana Oriana Fallaci (Maria Rosaria Omaggio) se presenta en el bloque de pisos donde viven los Wałęsa para entrevistar al futuro premio Nobel. La conversación, rebosante de emociones, con una de las más célebres periodistas del mundo conforma el tejido narrativo de la película. Al formular preguntas que nadie más quería u osaba dirigir al legendario dirigente del movimiento Solidaridad, Fallaci llega al interior de un hombre dotado de un gran carisma y de una excepcional intuición política.
La biografía en sí arranca en 1970: poco después de la sangrienta represión de las protestas obreras en Gdansk, Wałęsa es obligado a firmar un compromiso de colaboración con los servicios de seguridad. 
 


Las siguientes escenas muestran el camino de nuestro protagonista hacia la madurez política, entrelazadas con otras de la vida familiar de los Wałęsa. La relación entre Lech y Danuta (Agnieszka Grochowska), su hogar repleto de niños y los problemas cotidianos son tan importantes como la política: mientras creen llevar una vida normal en su piso de Gdansk, los rodean sucesos políticos transcendentales que exigen adoptar una postura. Y detrás de este hombre fuerte, como suele ocurrir, hay una mujer mucho más fuerte: su esposa.



A veces, es necesario luchar por la libertad y proteger la patria. La política y el amor, el miedo y la sensación de seguridad, la necesidad de someterse y el deseo de rebelarse: la película, al igual que la vida de Lech Wałęsa, está llena de contrastes. Su sentido del deber nacional se mezcla con sus responsabilidades familiares; el amor hacia su país, con el que siente por su esposa e hijos. ¿Está Wałęsa tomando las decisiones correctas? ¿Cuál es el precio que deberá pagar?


No hay comentarios:

Publicar un comentario