miércoles, 22 de agosto de 2012

ABRAHAM LINCON CAZADOR DE VAMPIROS




ABRAHAM LINCOLN: CAZADOR DE VAMPIROS explora la vida secreta de nuestro decimosexto presidente, y la historia no contada que forjó nuestra nación. Los visionarios realizadores Tim Burton y Timur Bekmambetov (director de “Wanted”) presentan una voz fresca a la sanguinaria tradición de los vampiros, al imaginarse a Lincoln como el más grande cazador de muertos vivientes de la historia.

Abraham Lincoln. Cazador de Vampiros. Las mismísimas palabras evocan una inesperada yuxtaposición, por no decir absolutamente extraña. Pero es una idea para la cual se han comprometido totalmente los realizadores. La obra que presentan ambos es un retrato del hombre y líder que todos hemos estudiado y de los eventos decisivos que lo definieron a él y a nuestra nación —entretejidos con una historia de vampiros y una acción envolvente y visceral.



De manera simultánea, ABRAHAM LINCOLN: CAZADOR DE VAMPIROS muestra al decimosexto presidente como el primer superhéroe del país. El productor Tim Burton señala: “Toda la vida de Lincoln refleja la clásica mitología de las tiras cómicas de superhéroes. Es una dualidad: durante el día, es presidente de los Estados Unidos; por las noches, cazador de vampiros”.



Esa dualidad es la esencia del Lincoln que conocemos en la película. “Fue ordinario y extraordinario al mismo tiempo”, comenta el director Timur Bekmambetov. El guionista Seth Grahame-Smith, quien adaptó su best-seller homónimo, añade: “La historia de la vida de Lincoln es la historia de origen de cualquier superhéroe arquetípico. Es lo más cercano a un superhéroe que este país jamás haya visto. Olvídate de los vampiros. Lincoln no tenía ni familia, ni nombre, ni dinero. Su madre murió cuando era un adolescente. De hecho, todo aquel a quien quería, había muerto. Sin educación, y armado con tan sólo su mente, se convirtió en presidente y salvó a un país”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario